La programación, una aliada para despertar la creatividad en los niños y niñas.

La programación, una aliada para despertar la creatividad en los niños y niñas.

Crack The Code

Crack The Code

En las aulas de países como Australia, el Reino Unido y Alemania, han empezado desde hace años a impartir clases de programación para los más pequeños, ¿la razón? Los niños del siglo XXI son nativos digitales.

Esto quiere decir que son personas que han crecido alrededor de computadores y dispositivos tecnológicos, por lo que se vuelve un requisito que en su educación se les enseñe a ser creadores de tecnología y no solo consumidores de ella.

 

Es más, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. menciona que la tasa de crecimiento de empleo es del 22% para desarrolladores entre 2019 y 2029, en comparación con el 4 % para otras ocupaciones. 

Aprender a programar es casi como aprender un nuevo lenguaje con el que se pueden crear y ordenar una serie de comandos y acciones para poner en marcha un sistema, software o, incluso, un videojuego.

 

Poner en práctica estas técnicas desde la infancia incentiva y desarrolla, en el cerebro del pequeño, nuevas conexiones neuronales que, sin duda, ampliarán su creatividad, capacidad de razonamiento y pensamiento crítico.  

 

¿CÓMO SE LES ENSEÑA A LOS NIÑOS PROGRAMACIÓN?

Cuando se habla de enseñar a los más pequeños sobre programación, es común pensar en clases aburridas, donde los niños y niñas se sienten abrumados por la cantidad de información recibida.

La imagen que viene a la mente al pensar en esto es la de los infantes sentados frente a una pantalla, observando e intentando descifrar una larga lista de códigos poco didáctica y entretenida. Sin embargo, la realidad no podría ser más diferente. 

 

Los lenguajes de programación se han vuelto cada vez más didácticos, con diseños visuales basados en bloques, mucho más atractivos y fáciles de usar.

Es con juegos de lógica que se les enseña a niños, de cuatro o cinco años, las bases de la programación, incentivando un apetito por el desarrollo de sistemas, el pensamiento computacional y la resolución de problemas.

 

ENSEÑAR PROGRAMACIÓN INCENTIVA LA CREATIVIDAD EN LOS NIÑOS, ENTRE OTRAS HABILIDADES

Desarrollar habilidades de programación promueve que los más pequeños se embarquen en una aventura inigualable.

Para conocer el paso a paso del desarrollo de un videojuego o aplicación, deben adquirir conocimientos de animación, escritura creativa y arte digital, entre otros saberes, que los harán conectarse con nuevas tecnologías de manera lúdica y formativa.

 

Para resolver los retos que se presentan a la hora de programar, los más pequeños deben desarrollar habilidades de comprensión lectora, lógica y matemática.

Esto impulsa su autoestima y confianza en sí mismos, ya que paulatinamente se va aumentando el nivel de dificultad al que ellos mismos van respondiendo de manera acertada. 

 

Este aumento en la autoestima de tu hijo le dará más confianza en sí mismo para tomar decisiones de manera creativa. La mayoría de los alumnos de programación se vuelven personas activas en la creación de escenarios e historias para sus propios proyectos.

A medida que van avanzando en el curso, ellos mismos van desarrollando nuevas ideas y proyectos de manera intuitiva que, muchas veces, sorprenden a los mismos profesores. 

 

APRENDER DE PROGRAMACIÓN LOS PREPARA MEJOR PARA EL FUTURO

La cultura y la sociedad actual se encuentran en un cambio constante, cada vez más nos estamos enfocando en la tecnología para hacer de nuestras vidas más fáciles, ya sea mediante el uso de aplicaciones para realizar actividades de la vida diaria, hacer uso de los videojuegos para entretenernos o, incluso, aprender nuevas cosas. 

La programación es una aptitud que, hoy en día, se está necesitando mucho más alrededor del mundo: se ha vuelto esencial. Muchas empresas están buscando la manera de adaptarse a los nuevos canales digitales.

 

Bancos, medios de comunicación, comercio, e industrias de manufactura cada vez están necesitando más personas que sepan sobre este tema y puedan desarrollar estrategias creativas e innovadoras.

Se proyecta que más de 80% de los perfiles requeridos para 2030 tendrán su base en la tecnología y la inteligencia artificial.

Introducir a los niños y niñas al mundo de la programación es darle la posibilidad de desarrollar una serie de aptitudes que le serán útiles en el futuro. Incluso, si desea desenvolverse en otros campos, la programación les creará una actitud crítica y lógica que les permite moverse y crear nuevas formas de afrontar los temas que desean en el futuro. 

En Crack the Code nos especializamos en la enseñanza de código y programación para niños y niñas desde los cinco años. Contáctanos y conoce los cursos que ofrecemos para los más pequeños.